El mundo del crimen.- M. D…… (XV) (conclusión)

EL

MUNDO DEL CRIMEN

RESEÑA TÍPICO-HISTÓRICA

DE LA CRIMINALIDAD MODERNA EN TODO CUANTO ABARCA EL CÓDIGO PENAL

POR

DANIEL FREIXA

freixad2b

XV

Después de unos dos años del hecho que acabamos de consignar y estando el que esto escribe de Jefe de O. P. en Barcelona vi entrar en el despacho del señor Gobernador de la provincia, que lo era á la sazón don Cayo López, al famoso M. D… con el mismo empaque y altivez con que había aparecido á mis ojos la noche de Fornos.

Esta última aparición me llenó de asombro, como habrá sin duda supuesto el lector, tanto más en cuanto yo sabía que la causa no estaba fallada todavía; sin embargo, dicho asombro no tuvo nada de particular al lado del que me produjeron las siguientes palabras que me dirigió el jefe civil de la provincia después de llamarme á su despacho en cuanto hubo salido el M. D…

—Mande usted al agente de primera D. A. T. que se presente en la fonda de Oriente y se ponga á las órdenes de este caballero que acaba de salir.

—¿A las órdenes de este caballero? pregunté yo admirado y no sin cierto retintín, al señor gobernador.

—A las órdenes de este caballero, repitió secamente el señor López.

—Estoy á las de vuecencia… —¿Parece como que se admire usted? me dijo al saludarle ya para retirarme.

—Y tanto señor Gobernador.

Entonces le conté C por B, cuanto sabía acerca del famoso personaje. No he de añadir que el asombro de S.E. fue, sino superior, igual al mío. Y, después de reflexionar un buen espacio exclamó:

—¡No hay más remedio! Dé usted la orden á T…

Y, sin duda para cancelar mi asombro con una manifestación incontestable, puso á mi vista una carta nada menos que del presidente del consejo de ministros á quien había asegurado el perillán que estando en relaciones directas con Ruiz Zorrilla, sabía positivamente que éste debía estar en Barcelona á la sazón y era preciso hacer abortar sus proyectos.

Es por demás consignar que lo de la conspiración había sido un engaño para favorecer los planes particulares del famoso procesado M. D…

Al día siguiente me tropecé en la Rambla con mi compañero Rizo que se había trasladado conmigo a Barcelona, quien me saludó con su eterna sonrisa y me dijo, señalándome un magnifico carruaje que arrastrado por un soberbio tronco resonaba sobre el empedrado meciendo en sus muelles asientos á dos personajes que nos eran tan conocidos del uno como del otro.

—¡Mira que par de príncipes!

Volví los ojos y vi que los dos personajes á quienes clasificaba Rizo de príncipes, eran nada menos que los dos ingeniosos ingenieros procesados MM. D… y Van-Dam.

*

*          *

Debemos hacer constar, para que se entere bien de ello el lector que, mientras esto pasaba en Barcelona, no podía celebrarse en Madrid el juicio oral de la causa de los presos de la calle de Alcalá por ignorarse el paradero de los procesados D… y Van-Dam.

Para no perderse en

EL MUNDO DEL CRIMEN

Introducción.

Advertencia.

Capítulo D. M…. (I,II,III y IV)

Capítulo D. M…. (V y VI)

Capítulo D. M…. (VII y VIII)

Capítulo D. M…. (IX y XI)

Capítulo D. M…. (XII y XIII)

Capítulo D. M…. (XIV)

Anuncios

Un pensamiento en “El mundo del crimen.- M. D…… (XV) (conclusión)

  1. Pingback: El mundo del crimen.- XIV | Contemporáneos de V.M. de la Tejera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s