Mi vida (Carta á Luis Rivera) – Un liberal pasado por agua (4)

Luis Rivera

Luis Rivera

Un liberal pasado por agua(4).-Mi vida.Carta á Luis Rivera.

Un liberal pasado por agua, obra que escribió el gran poeta Manuel del Palacio durante su destierro en Puerto Rico.

Pueden leer el comienzo de Un liberal pasado por agua aquí.

Los comentarios sobre la obra están extraídos de la magnífica tesis doctoral de Francisco Javier Voces Ergueta sobre la obra de Manuel del Palacio.

Mi vida. Carta a Luis Rivera” es una divertida epístola en la que Palacio refiere a su amigo las novedades habidas desde que partiera de España hasta su llegada a Puerto Rico. Presume de haber llegado a Puerto Rico sin suspirar. En suma, es feliz, salvo en la añoranza que siente.

Algunos americanismos se infiltran en el vocabulario: Borinquen, dril, mofongo, mamey, y proporcionan nota pintoresca; porque el resto del léxico usado es poco amplio.

Hay ingredientes de humor en este poema ocasional.

MI VIDA.

CARTA A LUIS RIVERA.

    Querido Luis: desde el día

que dejé tu compañía,

y pude, con viento en popa,

dar el esquinazo á Europa,

abuela y señora mia:

    Tales cosas me han pasado

y tales cosas he visto,

que aún estoy maravillado

y dudo á veces si existo

y dudo si habré soñado.

    Crucé el mar sin suspirar,y aunque alguno no lo crea,no me logró trastornar,

que á quien Madrid no marea

¿qué le puede marear?

    Por fin navegando biendimos al salir el Solen este dichoso Edén,

Puerto Rico en español

y en indiano Borinquén.

    Aquí trasladé mis huesosy aquí vivo en el reposogastando mis pocos pesos,

con un calor tan hermoso

que me derrite los sesos.

    Ando vestido de drilcomo mofongo y mamey,duermo en hamaca sutil

y amo la danza gentil

que en las fiestas es de ley.

    Ningún fruto me disgustade cuantos aquí robustanaturaleza crió;

pero el plátano me asusta

porque dice plata nó.

    Ya sabes que allí en Castillaviendo colores me alegro,por eso me maravilla

ver que aquí el vómito es negro

y la fiebre es amarilla.

    De hermosas ¿qué te diré?que aunque de rubias amanteya con morenas soñé,

y que espero, Dios mediante,

que de aquí no pasaré.

    En suma, vivo contento;y á no ser por las memoriasque afligen mi pensamiento,

trocara todas mis glorias

por la calma que aquí siento.

    De verdadera amistadpruebas constantes recibo,disfruto tranquilidad,

y puesto que bebo y vivo

quejarme fuera impiedad.

    Ya te escribiré despaciosi no es un lunes un martes,y verás que aunque renació

es aquí y en todas partes

tuyo.

Manuel del Palacio.

Continúa: A UN AMIGO PIDIÉNDOLE DINERO PRESTADO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s